Domingo 21 de Abril de 2024

Hoy es Domingo 21 de Abril de 2024 y son las 18:50 - Mario Galoppo, Carina Bolatti, Informados lunes a viernes de 9 a 13 por radio EME

26.1°

Santa Fe

22 de diciembre de 2021

Enrique Mario Franchini y su “Tema Otoñal”

El cierre del ciclo El Tango del Mediodía, escrito por Adolfo Barrios y narrado por Mario Galoppo.

Llega a su fin este espacio, por lo menos temporariamente, haciendo un alto en las tradicionales fiestas de fin de año.

Un agradecimiento para los fieles seguidores. Han sido casi 60 entregas, compartiendo la pasión y el buen gusto por el tango.

Y en este último “Tango del Mediodía”, una referencia al tema que nos ha acompañado a lo largo de todo el ciclo: “Tema Otoñal” de Enrique Mario Franchini.

Franchini nacido en San Fernando, fue un eximio violinista que, al decir de Horacio Ferrer, fue un “Violín de llamativa seguridad, vibrato medio, depurado e inconfundible sonido y prodigiosa mano izquierda, se ha caracterizado, además, por una personal manera de dividir la frase musical”.

Se destacó por ser un estudioso del instrumento. Aún en pleno éxito, estudiaba más que nunca

Luego de un debut con su amigo Héctor Stamponi, pasó más adelante a integrar la orquesta de Miguel Caló en la que actuaban músicos como Osmar Maderna, Domingo Federico, Carlos Lazzari y Armando Pontier.

 En 1945 se unió a este último para formar una orquesta muy exitosa, creando una verdadera marca en el tango: “Franchini-Pontier” que actuó durante diez años y dejó grabados unos ciento veinte temas, treinta y cuatro de ellos instrumentales.

 La orquesta, de inspiración troileana, ejecutaba un tango instrumentalmente evolucionado. A lo largo de esos diez años se alternaron como vocalistas Alberto Podestá, Raúl Berón, Roberto Rufino, Julio Sosa, Pablo Moreno, Roberto Florio, Héctor Montes y Luis Correa.

Luego, al poco tiempo, integra el Octeto Buenos Aires, que era un conjunto de maestros y solistas formado por Astor Piazzolla cuando volvió de Francia. Estaba integrado por el propio Astor Piazzolla y Roberto Pansera en los bandoneones, Enrique Franchini y Hugo Baralis en los violines, José Bragato en el violoncelo, Aldo Nicolini en el bajo, Horacio Malvicino en guitarra y Atilio Stampone en el piano. Un verdadero lujo, si además agregamos las colaboraciones de Elvino Vardaro en algunas ocasiones y de Leopoldo Federico, quien reemplazó a Pansera.

Integró también una orquesta con Vardaro, Los Astros del Tango, pensada, fundamentalmente, para editar una serie de long plays, evocativos de grandes compositores. Los arreglos estuvieron a cargo de Argentino Galván.

Otro conjunto en que participó fue Los Violines de Oro del Tango, que al igual que el anterior, se caracterizaba por el predominio de las cuerdas.

Fue también primer violín del Teatro Colón.

En 1963, junto a su ex socio Armando Pontier y sus antiguos compañeros, Domingo Federico, Alberto Podestá y Raúl Berón, integra La Orquesta de las Estrellas, bajo la dirección de Miguel Caló.

En 1973 reconstituye la orquesta con Pontier para hacer una gira por Japón, contando con la colaboración de la cantante Alba Solís e importantes músicos como: Omar Murtagh, Néstor Marconi y Omar Valente, entre otros.

Formó parte también del inolvidable Quinteto Real con Horacio Salgán, Pedro Laurenz y Ubaldo de Lío.

Fue integrante de un movimiento renovador que encabezaron Argentino Galván, Piazzolla, Troilo y Salgán y en el que alternó lucidamente como ejecutante, como director y como compositor. Número uno, juntamente con Antonio Agri, entre los cultores del virtuosismo violinístico en el tango

Como compositor se destacan su milonga “Azabache”, los tangos “Mañana iré temprano”, “La vi llegar”, “Ese muchacho Troilo”, “Tema otoñal”, “La canción Inolvidable”, así como los valses “Bajo un cielo de estrellas” y “Pedacito de cielo”.

Murió en su ley, en el escenario del mítico local tanguero Caño 14, mientras ejecutaba “Nostalgias” con su querido violín.

Y para ponerle un broche final al espacio, y confirmando que el buen tango es respetado y valorado en todo el mundo, escucharemos a la The Pan American Symphony's Orquestra, es decir la Orquesta Sinfónica Panamericana, de Washington, que fue fundada hace más de 25 años por un dinámico director y músico argentino: Sergio Alessandro Buslje, con el objetivo de llevar la música sinfónica latinoamericana a las salas de conciertos de Washington, DC.

Aunque el área metropolitana de Washington podía presumir de tener más conjuntos sinfónicos por población que en cualquier parte del mundo, todos los repertorios tenían el mismo aspecto: obras clásicas estándar, gastadas y centenarias de compositores europeos.

El maestro Buslje, que había interpretado música clásica estándar durante muchos años, notó que la cultura latinoamericana no estaba completamente representada en las presentaciones del área, y crea esta Orquesta que fue la primera en el área de Washington DC, en interpretar la inusual, pero bellamente melódica, tango-ópera María de Buenos Aires, de Astor Piazzolla

Cuando el Comité Latino buscaba una orquesta que representara la rica cultura de América Latina para acompañar a todas las estrellas de la música en una gran celebración inaugural por la victoria del presidente Obama en 2012, el Kennedy Center recomendó esta Orquesta Sinfónica Panamericana.

Esta orquesta sinfónica de tango, atrae a audiencias de todo Estados Unidos para su festival anual de tango. El Maestro Buslje ha arreglado tangos tradicionales para sinfonía y ha llevado a la sala de conciertos el nuevo tango de Astor Piazzolla y sus contemporáneos.

Cerrando el ciclo, escuchamos grabado en vivo, en el auditorio Lisner, de Washington, a la orquesta sinfónica panamericana en el marco de su espectáculo Todo Tango, dirigida por Sergio Buslje, el hermosísimo “Tema Otoñal” de Enrique Mario Franchini, en una versión tal vez un poco menos “tanguera” que la de Aníbal Troilo que nos acompañó durante todo el ciclo, pero extraordinariamente bella y excelsa.

Y hasta pronto…

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!